D E P O R T E S


E C O N O M Í A


I N T E R N A C I O N A L E S

Peña y Trump

La costa noroeste y el norte de Florida se preparan hoy para el embate de la tormenta tropical Hermine, que amenaza con vientos máximos sostenidos acrecentados a 45 millas por hora (75 km/h), según el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EEUU. EFE En toda la zona afectada por la tormenta, que ya pasó por Cuba y los Cayos de Florida, las autoridades están entregando sacos de arena a los vecinos que los reclamen para proteger sus casas en la costa de las inundaciones, informó el Canal 10 de televisión. Según el diario Tallahasee Democrat, de la capital de la Florida, se ha evacuado a residentes de zonas costeras, las escuelas y otros centros educativos no abrirán el jueves y viernes, y se han habilitado albergues para acoger a los que deban dejar sus hogares. En un boletín difundido a las 17.00 hora local (21.00 GMT), el CNH señaló que Hermine se encuentra a unas 325 millas (525 km/h) de Apalachicola y a unas 350 millas (560 km/h) de Tampa, ambas en la costa oeste de Florida. Cuarenta y dos condados del Estado Soleado fueron puestos en estado de emergencia a causa de la presencia de Hermine en el Golfo de México, por decisión del gobernador, Rick Scott. El gobernador de Florida apuntó que es “crucial que todos los floridanos tengan un plan a punto para asegurar que sus familias, casas y negocios están preparados”. Hermine, la octava tormenta tropical de la temporada de ciclones en el Atlántico, se desplaza hacia el norte-noreste con una velocidad de traslación de 7 millas por hora (11 km/h), frente a las 2 millas por hora (4 km/h) del boletín al anterior Se espera que la velocidad siga aumentando durante el jueves, día en el que, según el patrón de trayectoria, su centro se acercará a la costa por la noche. Los vientos, que también están en aumento, se espera que sigan cobrando fuerza en la próximas 36 horas y que sean cercanos a los de un huracán cuando Hermine toque tierra. Actualmente soplan vientos con fuerza de tormenta tropical en un radio de hasta 125 millas (205 km) desde el centro de Hernine, especialmente hacia el este y sudeste. Se mantiene una vigilancia de huracán (paso del sistema en 48 horas) desde el río Anclote hasta Destin y un aviso de tormenta tropical (paso en 36 horas) desde Anclote hasta Destina. Además rige un aviso de tormenta desde Marineland (Florida) hasta la ensenada de Altamaha (Georgia), ambos en la costa este. La combinación de marejadas peligrosas y marea harán que las áreas normalmente secas cerca de la costa puedan quedar inundadas por una subida de las aguas hacia el interior desde la costa”, advirtió el CNH, especialmente “a lo largo de la costa del Golfo de Florida desde Aripeka a Indian Pass”. Además de los peligros de marejada, el CNH alertó sobre las intensas precipitaciones que dejará Hermine a su paso, las posibilidades de tornados aislados y los vientos de fuerza huracanada que podrían sentirse en la tarde del jueves en algunas zonas del estado.





O P I N I Ó N