La dulcería criolla venezolana

Cuando hablamos de dulcería venezolana nos referimos a una lista extensa de postres, que con el pasar del tiempo se han hecho parte de nuestras tradiciones y de nuestras costumbres culinarias. No puedo ver un postre venezolano que no me recuerde a mi Abuelita Carmen, quien era toda una maestra en el arte de la dulcería venezolana. Antiguamente los postres se confeccionaban básicamente con papelón, harina de maíz y frutas como el coco, el cambur y la guayaba. Su procedencia es de origen indígena y son parte de nuestro menú desde tiempos inmemoriales, ejemplo de estos son: el “manjarete” que con el tiempo se le eliminó la “n” y se le llamó majarete, y consiste en una mezcla de harina de maíz, papelón, leche y coco rallado, espolvoreado con canela, También son reconocidas las melcochas, los besitos y las conservas de coco, los coquitos, el pan de horno, hecho de harina de maíz tostado y papelón, las naiboas de casabe relleno con papelón y queso y muchos otros.

 

Otros que se destacaron en la época de la colonia, resultaban  de la unión de diferentes etnias, resaltando la influencia española que unida íntimamente a las costumbres y a los ingredientes venezolanos, crearon matrimonios gastronómicos maravillosos que en estos tiempos halagan nuestro paladar, estos son el caso de los flanes y quesillos, de leche, de piña, guayaba, guanábana y de coco; tortas como la de jojoto y queso que tan deliciosamente prepara mi mama, la de auyama, la torta melosa con pan y queso, el esponjoso e inolvidable negro en camisa, la torta bejarana que ya en un número anterior les hable de su historia, La torta de queso caraqueña, la torta de crema de almendras, las tortas de plátano, la torta criolla de pan, la torta negra navideña; el bienmesabe, con sus variaciones de piña, naranja, y guanábana. Las gelatinas de leche y de frutas, el chantilly, ese cremoso postre desmoldado preparado con gelatinas, leche, azúcar y huevos, inconfundible por su color rosado; las jaleas de mango y guayaba. El cabello de ángel con piña, casi que nos peleábamos en casa cada vez que mi abuela lo hacía.

 

Todos estos postres llegan, nacen y se perfeccionan en tiempos de la colonia y son parte importante de nuestra tradición culinaria. De igual forma destacan entre los postres más reconocidos de la cocina venezolana, los preparados en almíbar, compuestos de frutas y azúcar, aromatizados con ramas de canela ó clavitos de olor en algunas ocasiones, entre estos dulces se encuentra el de lechosa, que se acostumbra a preparar como postre navideño, los cascos de guayaba, naranja, limón ó parchita, de higos y el de icacos. Infinidad de dulces en almíbar se preparan en nuestro país, peros los nombrados son algunos de los más reconocidos.

 

Existe además otra extensa lista de lo que llamaron “dulces finos” estos dulces también tienen su mayor expresión en la época de la colonia y en un principio eran elaborados por las monjas que seguían la antigua tradición colonial heredada de las monjas Concepciones y otras religiosas. Entre estos dulcitos encontramos: Los suspiros, piñonates de piña y coco, papitas de leche envueltas en polvo de canela, las yemitas, conservitas de todo tipo, de leche y chocolate, empanaditas y pastelitos dulces, torrejitas crujientes y azucaradas, las naranjitas, toronjitas, y cidras abrillantadas, jaleítas con la superficie cubierta de azúcar, papeloncitos blancos, de anís, de fruta, bizcochitos de vainilla o lenguas de gato, polvorosas, turrones de leche, tocinitos del cielo entre otros. Hoy compartiré con ustedes una de las maravillas de mi abuela Carmen quien desde el cielo sabe que era uno de mis preferidos.

 

 

Dulce de leche cortada

 

 

Ingredientes:


4 tazas de leche entera

1 taza de papelón rallado

El jugo de dos limones 3 clavos de especias

 

Preparación

Una la leche y el limón y deje reposar por unos 20 minutos, coloque la leche a fuego mediano en una olla gruesa o caldero, agregue el papelón y los clavos y deje hasta que hierva, baje a fuego medio-bajo moviéndolo constantemente, el dulce estará listo cuando engruese y se le vea una consistencia granulosa y se empiece a despegar de la olla, mi abuela le agregaba duraznos en almíbar lo que lo convertía en algo del más allá. Si tienes alguna receta que desees compartir con nosotros escríbenos a www.raulhurtadocatering.com

 

Por Raul Hurtado

rhcatering@hotmail.com

Be the first to comment on "La dulcería criolla venezolana"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*