Revelan detalles sobre la madre que asesinó a puñaladas a su hijito

alphonse-asesinado-madre-apuñalado-727x400

Cuando el abuso de las drogas y la enfermedad mental de su hija pusieron a su nieto en peligro, Yalerkis “Gigi” Ramos recurrió al estado en busca de ayuda.

Ramos quería que los trabajadores de bienestar infantil mantuvieran a su hija lejos de Alphonse González, un niño pequeño de cabello rizado que dormía con un pijama de Mickey Mouse. En cambio, el Departamento de Niños y Familias (DCF, por su sigla en inglés) le dio un contrato en el que su hija, Nathaly Ramos, se comprometía a mantener al niño seguro, pero se le permitió seguir viéndolo.

Al contrato se le llama un plan de seguridad. Pero no pudo proteger a Alphonse de su propia madre.

El domingo, Nathaly Ramos, de 22 años y cinta negra en jiu-jitsu, apuñaló a su novio mientras dormía, apuñaló a Alphonse en el cuello y se apuñaló ella misma. La policía dice que una persona no identificada le impidió matarse. Ramos y su novio sobrevivieron al ataque, pero Alphonse no. Murió en los brazos de su abuela camino al Homestead Hospital.

“Me preocupaba que Nathaly viese a Alphonse”, dijo Gigi Ramos, mientras aguantaba las lágrimas y añadió que había llamado al DCF por última vez el día antes del asesinato. “Temía por la vida de mi nieto”.

“Mi nieto tiene que estar muerto para que vengan a mi casa”, dijo. “Los hemos estado llamando. He hablado con la policía. Hemos dejado mensajes de voz. Nada”.

Alphonse es el segundo niño de Miami-Dade que muere debido al abuso o descuido de su propia madre en el último mes, dijo la policía. Ethan Coley, de 1 año, murió de una quemadura el 18 de enero cuando su madre, Christina Hurt, no buscó atención médica. Los fiscales acusan a Hurt de asesinato en segundo grado y abuso infantil agravado.

Los administradores estatales de bienestar infantil se negaron el lunes a dar detalles sobre la muerte de Alphonse o a divulgar información relacionada con el caso. En una breve declaración, el DCF reconoció que la familia Ramos “participó con el sistema de bienestar infantil” antes de la muerte de Alphonse.

La portavoz del DCF, Jessica Sims, dijo que Alphonse y su madre “estuvieron involucrados en las primeras etapas de una investigación abierta sobre protección infantil y cuando se determinó en la evaluación inicial que el niño no estaba seguro, se inició un plan de seguridad y se puso a Alphonse con familiares, para que su tío y abuela pudieran cuidarlo de manera segura durante el proceso de investigación”.

Al poner al niño con su familia, Sims dijo, “se minimiza el trauma al niño con la consideración de que la familia puede mantener al niño a salvo mientras continuamos investigando y evaluando el riesgo”.

Si el DCF hubiese creído que Nathaly no estaba cumpliendo con su plan de seguridad, Sims dijo que “el departamento hubiera tomado medidas más severas para colocar al niño bajo el cuidado temporal de una familia adoptiva”.

“Nos horroriza la muerte de este niño y estamos de duelo con la comunidad y todos aquellos que lo aman”, dijo el secretario de DCF, Mike Carroll, en el comunicado. “El DCF ha abierto una investigación sobre las circunstancias en esta tragedia y coordinará con las fuerzas del orden público de cualquier forma que podamos. El DCF también llevará a cabo una revisión exhaustiva de control de calidad de todas las interacciones que esta familia tuvo con el sistema de bienestar infantil”.

Gigi Ramos le mostró al Herald una copia del plan de seguridad el lunes por la noche, que menciona a Nathaly Ramos, Gigi Ramos y al hermano de 21 años de Nathaly, David Cáceres, como responsables de llevar a cabo el plan. Entre las promesas que hizo Nathaly Ramos: internarse para obtener atención médica y dejar a su hijo al cuidado de su hermano en la casa de Gigi Ramos.

“El DCF nunca vigiló a mi nieto o mi hija”, dijo, y agregó que partes del plan se dejaron en blanco y desprovistas, incluida una sección sobre las “amenazas de peligro” a las que estuvo expuesto el niño. Según el documento, los investigadores de bienestar infantil eran responsables de vigilar al bebé. “Solo mira el plan, está vacío; no hay nada ahí.”

El plan llegó el 14 de enero después de que Gigi Ramos se encontrara en la calle con Nathaly, que alguna vez soñó con ser neuropsicóloga y tomó clases en el Miami Dade College. Vio a su hija drogada y a su nieto en la acera en una carriola.

“Fue entonces cuando supe que debía tomar medidas”, dijo Gigi. “Lo sentí en mis entrañas. Fue entonces cuando supe que mi nieto estaba en peligro, así que llamé al DCF”.

Ese mismo día, un trabajador social del DCF se presentó en un refugio en Overtown donde su hija se estaba quedando. Fue en ese momento que el niño fue entregado a Cáceres y Gigi Ramos.

Gigi Ramos dijo que su nieto se apodaba “Mono” y que era un niño de ojos verdes al que le encantaban los árboles de Navidad en miniatura y adoraba un avión de juguete que le habían regalado menos de una semana antes de morir.

La policía dice que la madre del niño se enfureció el domingo por la mañana. Nathaly Ramos, quien la policía dijo que no tenía hogar, apuñaló a su novio hasta casi dejarlo muerto en la cama. Luego condujo seis millas hasta la casa de su madre, apuñaló al niño en la garganta y luego trató de suicidarse.

“Se estaba ahogando en su propia sangre. Traté de darle resucitación cardiopulmonar. Pero no pude lograrlo”, dijo Gigi Ramos.

Ramos dijo que eran cerca de las 6:30 de la mañana cuando su hija llamó a la puerta de su apartamento en un complejo de viviendas para personas de bajos ingresos en el sur de Miami-Dade, alegando que había sido violada y que necesitaba ver a su hijo. Después de que la dejaran entrar, se fue al dormitorio donde su hijo estaba durmiendo junto a Cáceres y silenciosamente apuñaló a su bebé.

“Mi hijo despertó al escuchar a Alphonse llorando”, dijo. “Se levantó, encendió la luz y encontró a Nathaly con la cabeza inclinada hacia la cama, silenciosa, había sangre por todas partes”.

Gigi Ramos dijo que “el resto es borroso”.

“Perdí una hija y un nieto en un minuto. Solo yo pudiera sentir ese dolor”, le dijo al Miami Herald.

Ahora, una abuela afligida tiene que enterrar a su nieto y enfrentar el hecho de que su propia hija fue la asesina. El lunes, ella pidió ayuda en las redes sociales para enterrar al niño.

“Como la mayoría de ustedes ya saben, hubo una tragedia en mi familia, algo inexplicable”, dijo, refiriéndose al asesinato como una “desgracia”. “Estoy apelando a todos mis amigos y familiares para que me ayuden a darle un entierro digno a mi nieto”.

“Mi corazón está vacío en este momento. Nunca la perdonaría. No importa lo que pase, nunca la perdonaré”, dijo Gigi Ramos en una entrevista. “Pero al mismo tiempo, siento que ella es mi hija. Siento amor por ella. Estoy tan confundida”.

Si bien la policía no ha revelado lo que llevó a la tragedia, una amiga de la familia se refirió a una enfermedad mental intratable en una publicación de Facebook.

“A través de los años ella sufrió de depresión. Muchos que la conocen de cerca saben eso de Nathaly”, dijo Erica Alejandra Sands. Ella era “la más dulce, pero también la más triste”.

El mensaje incluía fotos sin fecha de una sonriente Nathaly con un vestido elegante y una tiara y tacones brillantes.

“La Nathaly que siempre conocimos ama a los niños, incluido el mío. No puedo decir cosas feas”, dijo Sands en la publicación. “Solo puedo llorar y rezar por ella, su madre y su pobre bebé. Mi corazón está apenado. #depressionisnojoke”.

Las fotografías en internet de Nathaly Ramos contrastan fuertemente con su foto de la policía el domingo, que muestra a una joven despeinada con una gran herida en la garganta, cabello rizado y descuidado y una bata verde de hospital. Ramos está detenida sin fianza en la prisión Turner Guilford Knight.

Gigi Ramos, la madre de Nathaly, en parte culpa por la muerte de su nieto Alphonse a la severa adicción de su hija a las drogas, incluida Molly, una droga recreativa también llamada éxtasis.

La página de GoFund Me, que había recaudado $6,110 la madrugada del martes, con una meta de $15,000, fue establecida por la tía de Ramos, Greisy Almeida.

“Soy la tía de la asesina, hermana de la abuela y tía abuela de la víctima [Alphonse González]”, dijo Almeida.

“Este niño de 2 años fue asesinado por su propia madre mientras dormía. Se cree que ella cometió este crimen bajo la influencia de las drogas. La familia está devastada y en estado de shock, nadie estaba listo para que la vida de un niño de 2 años terminara tan repentinamente, especialmente no por la persona que lo trajo a este mundo”.

Be the first to comment on "Revelan detalles sobre la madre que asesinó a puñaladas a su hijito"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*